Visor
x

Chichén-Itzá

Maravilla del mundo moderno

Considerada como una de las ciudades más importantes del mundo maya, Chichén Itzá fue recientemente nombrada una de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo moderno.

Su nombre significa en la orilla del pozo de los itzáes, y se calcula que su construcción se llevó a cabo entre los años 435 a 455 dC. Está emplazada en un área de cuatro y medio kilómetros y se localiza a 120 kilómetros de Mérida y a 203 kilómetros de Cancún.

Perteneciente al periodo posclásico, alcanzó su apogeo entre los años 900 y 1100 dC, y fue habitada por los itzáes, grupo que controlaría toda la región conocida como Bakalar y Chetumal. Por su continua movilidad entraron en contacto con las culturas de origen náhuatl, de las que absorbieron conocimientos arquitectónicos, estilos artísticos y prácticas religiosas como la veneración de Quetzalcóatl, llamado en maya Kukulkan, influencias que provinieron fundamentalmente del pueblo Tolteca, asentado en el centro del Valle de México.

La ciudad se instaló en las cercanías del cenote Xtoloc, y fue matemáticamente diseñada. Además, entre edificio y edificio los mayas construyeron Sacbés (que en español quiere decir caminos blancos), caminos elevados del suelo y encalados, y que comunicaban a todas las ciudades mayas, mismos que todavía se pueden admirar en perfecto estado en lugares como Cobá y la propia Chichén Itzá.

Esta metrópoli religiosa, comercial y política cuenta en su gran explanada con edificaciones como El Templo de los Guerreros, el cual incluye el Templo del Chac Mool y un conjunto de pilastras grabadas con representaciones de destacados sacerdotes y guerreros, el Observatorio, el Cenote Sagrado, el Templo de las Mil Columnas, el Tzomplantli, el Akab Dzib, el Templo de los Jaguares y el Juego de Pelota considerado como el más grande de mesoamérica.

Estos edificios están presididos por la Pirámide de Kukulcán, calificado por expertos de diversas partes del mundo como una de las edificaciones más importantes de la cultura maya.

La pirámide se distingue por estar trazada matemáticamente. Cuenta con una plataforma rectangular de 55.5 metros de acho y una altura de 24 metros. Cada uno de sus cuatro lados cuenta con una escalinata que conduce a un templo cuadrangular que remata el edificio. Estas escaleras están flanqueadas por balaustradas de piedra que rematan al pie de ellas con dos cabezas de serpientes emplumadas, representación totémica de Kukulkán.

Esta edificación, conocida también con el nombre de El Castillo, es escenario de uno de los fenómenos astronómicos más interesantes. Cada año, durante los equinoccios de primavera y otoño (21 de marzo y 22 de septiembre). Al iniciarse el descenso del sol, la luz proyecta en las escaleras sombras que forman triángulos que semejan el cuerpo de la serpiente que desciende a la tierra.

Además, a unos pasos de la ciudad está el gran Cenote Sagrado en el que se realizaban sacrificios religiosos al dios Chac, y dentro del cual los arqueólogos han encontrado objetos de jade y cerámica e incluso esqueletos de seres humanos, especialmente de niños